Como limpiar una pluma

cómo limpiar la punta de la pluma estilográfica

¿Por qué cepillarse los dientes? ¿Por qué regar el jardín? Si quieres que tu pluma siga escribiendo sin problemas a largo plazo, tienes que limpiarla. Y no es tan difícil ni requiere tanto tiempo como parece. Tampoco requiere ninguna herramienta especial. Lo único que necesitas es agua corriente del grifo y una toalla.
Aunque utilices el mismo color de tinta, debes limpiarlo al menos dos veces al año para garantizar un rendimiento óptimo. Si te gusta cambiar de color, tendrás que limpiarlo antes de entintar con un nuevo color. Si no piensas escribir durante un tiempo, deberás limpiarla antes de guardarla.
Para secar las piezas del bolígrafo, puedes dejarlas secar al aire en una toalla o secarlas con una toalla de papel. También puede forrar un vaso con una toalla de papel y dejar que las piezas se sequen al aire en posición vertical con el plumín apuntando hacia abajo para aprovechar la acción capilar y la gravedad para ayudar a absorber la humedad restante de la pluma.
Un convertidor puede ayudar a limpiar la sección del plumín y la alimentación enjuagándolo varias veces con agua. Al igual que en el caso de un cartucho, también se puede retirar el convertidor de la sección y limpiar cada parte por separado.

pluma estilográfica lamy 2000

Uno de los aspectos más importantes del uso de las plumas estilográficas es su limpieza. Con una limpieza regular y adecuada, sus plumas estilográficas deberían durar mucho tiempo sin ningún problema. Sin una limpieza regular y adecuada, es probable que experimente saltos, problemas de flujo de tinta y posiblemente incluso moho. Si eres nuevo en el mundo de las plumas estilográficas, en este artículo te mostraré todo lo que necesitas saber sobre cómo limpiar una pluma estilográfica.
Limpiar una estilográfica puede llevar sólo unos minutos o puede ser un proceso de varios días. Todo depende del tipo de pluma que estés limpiando, del tipo de tinta que se haya utilizado en ella y del tiempo que haya pasado desde la última vez que se utilizó o se limpió la pluma. En la siguiente sección explicaré las formas de limpiar varios tipos de bolígrafos, pero primero tendrás que asegurarte de que tienes algunos suministros preparados.
Lo más básico que necesitarás para limpiar una pluma estilográfica es un recipiente con agua. Yo prefiero un tarro de cristal pequeño, pero cualquier cosa que contenga agua, como un recipiente de plástico, servirá. Si tienes una pluma con mucha tinta seca, puede que necesites un poco de amoníaco para aflojarla.

comentarios

El mantenimiento adecuado de las plumas estilográficas es un aspecto muy importante, aunque a menudo se pasa por alto, para disfrutar al máximo de las plumas. Me propuse crear este vídeo en particular para ayudar a los aficionados a las plumas, tanto nuevos como experimentados, a sacar el máximo provecho de sus plumas, y para dar mi opinión personal sobre la limpieza de las plumas a la comunidad. Es largo, más largo de lo que me propuse crear en un principio. Sin embargo, es un buen material y abarca mucho.
Por supuesto, todo lo que expongo aquí es mi opinión generalizada; siempre debes consultar las instrucciones proporcionadas por tu fabricante específico cuando consideres el proceso de limpieza de una pluma determinada. Dicho esto, las directrices que expongo en este vídeo serán aceptables y universales para casi todas las plumas estilográficas, así que toma la información y utilízala como te sientas más cómodo

cómo limpiar una vieja pluma estilográfica

¿Por qué lavarse los dientes? ¿Por qué regar el jardín? Si quieres que tu pluma siga escribiendo sin problemas a largo plazo, tienes que limpiarla. Y no es tan difícil ni requiere tanto tiempo como parece. Tampoco requiere ninguna herramienta especial. Lo único que necesitas es agua corriente del grifo y una toalla.
Aunque utilices el mismo color de tinta, debes limpiarlo al menos dos veces al año para garantizar un rendimiento óptimo. Si te gusta cambiar de color, tendrás que limpiarlo antes de entintar con un nuevo color. Si no piensas escribir durante un tiempo, deberás limpiarla antes de guardarla.
Para secar las piezas del bolígrafo, puedes dejarlas secar al aire en una toalla o secarlas con una toalla de papel. También puede forrar un vaso con una toalla de papel y dejar que las piezas se sequen al aire en posición vertical con el plumín apuntando hacia abajo para aprovechar la acción capilar y la gravedad para ayudar a absorber la humedad restante de la pluma.
Un convertidor puede ayudar a limpiar la sección del plumín y la alimentación enjuagándolo varias veces con agua. Al igual que en el caso de un cartucho, también se puede retirar el convertidor de la sección y limpiar cada parte por separado.